Un habano: El mejor regalo

El día del padre se acerca y como todos buenos mexicanos dejamos el regalo hasta el final. Mi pregunta es ¿por qué lo dejamos al final? Siendo que un padre nos antepone ante todas las adversidades y personas.

Padre una palabra fácil de pronunciar, pero qué difícil es lograrlo, ser el guía y cuidador en la vida de otros seres humanos no es una tarea fácil y sencilla. Esas 5 letras representan años de madurez, experiencia y sabiduría, es un camino recorrido a base de esfuerzo y sacrificio.

Simboliza un amor infinito y sin ninguna esperanza de ventaja, simplemente es un amor ciego y leal de esos que solamente se conocen una vez en la vida. Las arrugas y canas en algunos casos son paisajes de una brújula que centra y marca el rumbo de vidas. Sus palabras y consejos forman senderos por los cuales uno se siente libre y lleno de esperanzas al caminar.

Valor y amor son las palabras a las cuales un padre se debe aferrar en el transcurso de los años para ver el crecimiento y desarrollo de los hijos. Un padre no tiene límites ni reparos en cuanto se trata de su primogénito, este lo acepta y valora por sobre todas las cosas. ¿Cómo entender ese amor? Es una manera de amar a la cual todavía no le encuentro explicación, creo no existen las palabras para describir este tipo de sensaciones.

Un padre no tiene sinónimo o reemplazo, es un pilar y motor en la vida, tener la dicha de contar con uno es motivo para estar agradecido a la vida. Tener la suerte de contar con un consejo o bien un regaño por parte de él son cosas a las que yo llamo ser afortunado en este viaje llamado vida, en el cual él es el copiloto.

Así que en esta fecha debemos honrar a nuestro padre, con un regalo especial, elaborado con un cariño tan grande y cuidadoso como solo él solo lo sabe expresar. Me refiero por supuesto al habano, cada detalle en él, es elaborado a mano, con una precisión insuperable. Un habano son años de trabajo y conservación, el tabaco cubano se define como el mejor y más selecto producto relacionado al tabaco, así que debemos entender que para un padre este detalle será el ideal para celebrar en su día.

Un habano conmemora momentos de alegría y amor, a través del humo se pueden narrar grandes anécdotas, vivencias entre un padre y un hijo, crear puentes inquebrantables entre   personas. Mirar hacia los ojos del otro por medio de una anilla, el momento de fumar es único y este pertenece a los dos, este se debe guardar en un baúl lleno de recuerdos; los cuales podemos denominar tesoros.

El habano se fabrica con la mayor calidad y cariño de las personas que lo realizan, en cada torcida de hoja o selección se siente el amor puro y verdadero hacia el tabaco, representa una forma de vida desde su infancia. Para el cubano el tabaco representa la base de sus vidas en muchos casos, así como para el padre un hijo simboliza la base de toda su vida.

Muchas veces no apreciamos el valor de las cosas hasta que las perderemos, por eso es importante valorar la compañía y la presencia de un padre, cada palabra y gesto de amor que él nos brinda.

 

Relacionados

JOIN THE DISCUSSION

Síguenos